[Blog] Covid-19: una fuerza impulsora de la inclusión financiera digital

[Blog] Covid-19: una fuerza impulsora de la inclusión financiera digital

Vincent.jpglunes, 07 de septiembre de 2020

Por Vincent van Dugteren, especialista del sector de la inclusión financiera mundial

Durante muchos años, la transición de la banca tradicional y los servicios financieros basados en el dinero en efectivo a un entorno digital y sin dinero en efectivo se ha estado gestando en todo el mundo. Hemos visto instituciones de tecnología financiera (fintech) entrando en el espacio de la inclusión financiera proporcionando servicios como pagos, ahorros, crédito, seguros e infraestructura (ver por ejemplo la visión general de 2019 de 50 fintechs inclusivos por MIX). Con el fin de mantener su relevancia, las instituciones financieras existentes están buscando cada vez más digitalizar sus operaciones e implementar servicios financieros digitales con el fin de servir a los clientes existentes de nuevas maneras o para aprovechar nuevos segmentos.

En Oikocredit hemos estado invirtiendo en la inclusión financiera durante décadas (enumeramos más de 350 de nuestros socios en este sector en nuestrositio web), y en los últimos años también hemos hecho préstamos e inversiones de capital a proveedores de servicios financieros impulsados por la tecnología.

Las tendencias que subyacen al impulso de las finanzas digitales

Hasta ahora, varias tendencias clave han impulsado la creciente adopción de los servicios financieros digitales.

  • Aumento de la disponibilidad de dispositivos móviles. En julio de 2020, GSMA, la asociación mundial de operadores de redes móviles, informa de que hay 5.100 millones de abonados móviles únicos.
  • Aumento de la conectividad a Internet en todo el mundo. Sin embargo, en concreto, África sigue estando rezagada, ya que alrededor del 40% de la población tiene acceso a la Internet, en comparación con el 60% a nivel mundial. Esto no impidió que el M-Pesa de Kenia se convirtiera en uno de los sistemas de pago por móvil más exitosos del mundo (como se explica en este estudio de caso de la Harvard Business School), que funciona con teléfonos de "funciones" simples que no requieren acceso a Internet.
  • Cada vez hay más soluciones digitales disponibles en el mercado para las instituciones financieras, como software y servicios, que se fabrican y entregan generalmente de un tercer proveedor. Sin embargo, la aplicación de estas soluciones de manera coherente es un gran desafío y requiere no sólo la adquisición y la aplicación de la tecnología, sino también tener la organización y la flexibilidad necesarias para hacer frente a los cambios.

Encuesta de Oikocredit: la transformación digital es una prioridad clave para los socios

Cuando, a finales de 2019, preguntamos a nuestros socios de inclusión financiera sobre sus planes de digitalización, el 96% de los encuestados calificaron la transformación digital como una prioridad clave. Las oportunidades más importantes que se identificaron fueron: aumento de la eficiencia, aumento del alcance o expansión en nuevos mercados y mejora de la experiencia del cliente. En la otra cara de la moneda, muchas instituciones financieras ven varios desafíos para realizar una transición digital exitosa, incluyendo dificultades para establecer la infraestructura digital y asegurar un presupuesto suficiente para ello; crear la cultura organizacional apropiada para el cambio; cuestiones de cómo educar a los clientes en el uso de los servicios financieros digitales y cómo desarrollar productos y servicios digitales de alta calidad.

Covid-19 está acelerando la transformación

Y ahora, además de esto, la pandemia de Covid-19 está sacudiendo el entorno de inclusión financiera. La Plataforma Europea de Microfinanzas publicó recientemente su encuesta Covid-19 sobrede Inclusión Financiera. Entre los muchos desafíos que enfrentan los clientes y los proveedores de servicios financieros, está claro que la expansión de los servicios financieros digitales debe ser parte de la solución. A medida que las herramientas de comunicación digital se han hecho más populares debido al distanciamiento social, también lo han hecho los pagos digitales. A principios de la crisis del coronavirus,los gobiernos de Kenya y Ghana alentaron una reducción de las tarifas de las transferencias de dinero por teléfono móvil para permitir que más personas se alejaran del dinero en efectivo.

En adelante, las solicitudes de préstamos, las firmas, los desembolsos y los reembolsos digitales (es decir, el hecho de no tener dinero en efectivo ni papel) limitarán la necesidad de que los clientes de la microfinanciación se presenten físicamente en las reuniones de grupo o en una sucursal o agente de su proveedor de servicios financieros. Aun así, es posible que una institución de microfinanciación (IMF) no pueda ofrecer esto todavía, ni que todos los clientes tengan una cuenta digital o sepan cómo operarla. Las instituciones financieras que ya tenían planes sólidos para la digitalización tendrán ahora un incentivo para acelerar estos planes, para asegurarse de que pueden mantenerse en contacto con los clientes y mantener los servicios en funcionamiento incluso cuando las reuniones con los clientes físicos ya no sean factibles.

Escuche directamente a nuestros socios

Para tener una mejor idea de cómo nuestros socios de inclusión financiera han estado desplegando soluciones digitales en tiempos de Covid-19, varios de nuestros colegas realizaron recientemente entrevistas en vídeo con los directores ejecutivos de los socios, cuyos aspectos más destacados se pueden ver en los siguientes vídeos.

Optima, una financiera de pequeñas y medianas empresas en El Salvador.

ProMujer, centrada en empresas propiedad de mujeres en Argentina.

Casa do Micro Crédito, una IMF en Brasil.

Banco da Familia, una IMF en Brasil.

Para brindar apoyo a nuestros socios en estos tiempos difíciles, Oikocredit ha lanzado varias iniciativas, como el fondo solidario contra el coronavirus, así como un conjunto de herramientas con recursos para ayudar a los socios a desarrollar su capacidad de recuperación.

Además, estamos explorando oportunidades para apoyar a los socios de inclusión financiera en sus esfuerzos por digitalizar, y acogemos con beneplácito las ideas y propuestas de nuestros socios en torno al tema de la transformación digital.

« Atrás