Preguntas Más Frecuentes

Nuestras Preguntas Frecuentes ofrecen respuestas a algunas de las preguntas más comunes sobre el coronavirus.
*Esta información se revisó por última vez el 2 de abril de 2020.
  • ¿Cómo se ven afectadas las operaciones de Oikocredit por el coronavirus? ¿Cómo está gestionando Oikocredit los riesgos derivados de la pandemia de coronavirus?

    Oikocredit continúa su actividad comercial, prestando especial atención a los procesos clave. Donde sea pertinente, nuestro personal continúa trabajando desde su casa, en cumplimiento de las medidas gubernamentales. Celebramos nuestras reuniones por videoconferencia y colaboramos en espacios de trabajo digitales.

    Estamos continuamente monitoreando y respondiendo a los aspectos relacionados con el coronavirus. Tenemos planes de contingencia para hacer frente a los principales acontecimientos operativos.

    Tenemos grupos dedicados que comprenden a los miembros del Consejo Ejecutivo de Oikocredit y especialistas internos de monitoreo y que analizan:
    • el estado de nuestras inversiones y préstamos a nuestras organizaciones socias en África, Asia y América Latina;
    • las preguntas e inquietudes de nuestros miembros e inversores, incluyendo los flujos de inversión y redención;
    • nuestra cartera de inversiones a plazo y otros fondos líquidos; y
    • los acontecimientos generales relacionados con la pandemia, incluido su impacto en el bienestar y la eficacia de nuestro personal que trabaja en todo el mundo.

    Inversiones con las organizaciones socias
    El personal de Oikocredit en todo el mundo está trabajando estrechamente con nuestras más de 600 organizaciones socias para evaluar la situación que afronta cada socio individualmente y ofrecerles apoyo dondequiera que podamos, por ejemplo, con la planificación de la continuidad del negocio y la liquidez. Las conversaciones con nuestras organizaciones socias se realizan a distancia, por ejemplo por teléfono.

    A medida que la pandemia del coronavirus continúa, seguimos manteniendo un contacto estrecho con nuestras organizaciones socias para determinar la evolución de sus necesidades y comprobar cómo Oikocredit puede ayudarles mejor a abordarlas, especialmente en situaciones en que las organizaciones socias se enfrentan a dificultades financieras.
    Oikocredit también está hablando con otros inversores de impacto para intercambiar y coordinar entre sí la forma en que la comunidad de inversores de impacto puede responder conjuntamente a este desafío. Hasta ahora, hemos apostado por dos iniciativas conjuntas:
    Declaración de los inversores de impacto del NpM ante el Covid-19
    Memorándum de Entendimiento para la coordinación de la refinanciación de la deuda entre inversores de microfinanzas

    A través de estas medidas, nos proponemos seguir cumpliendo con nuestra misión de apoyar a nuestras organizaciones socias y a las personas de bajos ingresos a las que sirven, en un momento en que su necesidad de apoyo es aún mayor.
    Al mismo tiempo, estamos evaluando el posible impacto en el valor de nuestra cartera de financiación del desarrollo para proteger el dinero de nuestros socios directos e inversores/as.
    Debido a la naturaleza de nuestra cartera (préstamos e inversiones de capital) y al número de organizaciones con las que trabajamos (más de 600 organizaciones socias en más de 60 países), la evaluación del impacto financiero llevará tiempo. La naturaleza rápidamente cambiante de la crisis del coronavirus significa que esta evaluación deberá actualizarse regularmente a medida que la situación evolucione.

    Aun así, a pesar de que los efectos completos de la pandemia en el negocio de Oikocredit todavía no son claros, ya no esperamos lograr nuestros objetivos de crecimiento para el 2020.

    Construcción de capacidades para las organizaciones socias
    Como parte de nuestra respuesta proactiva ante la crisis del coronavirus, Oikocredit ofrece apoyo a sus organizaciones socias para la creación de capacidades. Las iniciativas hasta ahora incluyen una serie de seminarios sobre la gestión de crisis durante la pandemia; intercambios virtuales entre organizaciones socias para permitirles compartir las mejores prácticas de crisis entre ellas; y la creación de un fondo solidario coronavirus para ayudar a las organizaciones socias de microfinanciación a proporcionar un apoyo adicional a sus clientes y clientas.

    Nuestros socios directos e inversores/as
    Nuestras líneas permanecen abiertas a los inversores/as, incluso a través de nuestras asociaciones de apoyo y nuestras oficinas nacionales de apoyo. Oikocredit y sus asociaciones de apoyo están en contacto regular para mantenerse al tanto de los acontecimientos en todos los países donde tenemos inversionistas y para discutir las diversas preocupaciones que las personas inversoras pueden tener en vista de su contexto local.

    Una parte de la respuesta proactiva de Oikocredit ante la crisis del coronavirus ha sido revisar la propuesta de dividendo que se hará a la Asamblea General Anual (AGA) de junio de 1% a 0%. Las razones de esta decisión incluyen que ayudaría a Oikocredit a garantizar la continuidad de la cooperativa y a la protección del capital de sus miembros, puesto que la incertidumbre provocada por la pandemia continúa y permitiría a Oikocredit ser flexible al responder a las necesidades de las organizaciones socias que financia. Puedes leer más información sobre esta decisión en el anuncio completo sobre este tema.

    Inversiones a plazo y otros activos líquidos de Oikocredit
    Los especialistas en tesorería de Oikocredit monitorean los activos que mantenemos en reserva para la gestión de la liquidez. A fines de 2019, teníamos una generosa reserva de liquidez del 19% de los activos totales. La mitad de nuestros activos líquidos consisten en la llamada cartera de inversiones a plazo. Esta es una cartera de bonos líquidos de alta calificación, que se negocian en los mercados públicos. Debido a su mayor calidad, este tipo de bonos son menos vulnerables a las fluctuaciones de los mercados financieros.

    El personal de Oikocredit
    La salud y la seguridad de nuestros empleados sigue siendo una prioridad para nosotros. Como organización mundial, continuamos adhiriéndonos a las directrices de salud pública emitidas por las autoridades de los países en los que trabajamos.
    Siempre que sea aplicable, nuestro personal sigue los consejos de trabajar desde casa y restringir los viajes. Como la mayoría de nuestros empleados ya podían trabajar desde casa, contamos con una buena infraestructura que permite a nuestro personal continuar su trabajo a distancia mediante herramientas digitales.

    Más preguntas
  • ¿Cómo se ven afectadas las organizaciones socias de Oikocredit y sus clientes por el coronavirus?

    Nuestro personal que trabaja estrechamente con nuestras organizaciones socias está monitoreando las situaciones locales en los países y regiones donde trabajamos.

    Nos hemos puesto en contacto con todas nuestras más de 600 organizaciones socias y estamos teniendo reuniones a distancia (por ejemplo, por teléfono) con todas ellas para entender cómo están y potencialmente estarán afectadas por el coronavirus. En base a esto, evaluaremos qué apoyo necesitan, qué apoyo puede ofrecer Oikocredit y decidiremos una línea de acción apropiada y sostenible con la organización socia.
    Por ejemplo, para las organizaciones que no tienen planes de continuidad del negocio, podemos ofrecer una introducción al tema y plantillas que pueden ser usadas para evaluar los riesgos y crear planes para mitigarlos.
    A medida que seguimos la evolución de la situación, es demasiado pronto para decir cuáles serán todas las consecuencias financieras del coronavirus en los mercados en los que trabajamos y cómo afectará esto a nuestras organizaciones socias y a su sostenibilidad financiera. Esto no es exclusivo de Oikocredit, sino un desafío que enfrenta el mundo en general.
    Sin embargo, es probable que las comunidades de bajos ingresos con las que trabajan nuestras organizaciones socias se vean muy afectadas por la pandemia y sus consecuencias. Por consiguiente, creemos que nuestras organizaciones socias y las personas de bajos ingresos a las que sirven necesitarán un apoyo adicional. También creemos que el apoyo que Oikocredit puede ofrecerles tiene el potencial de ser aún más valioso para ellas.
    Oikocredit quiere estar presente para ofrecer a nuestras organizaciones socias el apoyo sostenible que necesitan para continuar su trabajo y seguir apoyando a las personas de bajos ingresos. Para ello, Oikocredit cuenta con el apoyo de sus miembros e inversores. Por lo tanto, seguimos agradecidos por el dedicado apoyo y la firmeza de nuestros miembros e inversores, especialmente en estos tiempos de incertidumbre.

    Más preguntas
  • El Informe Anual de Oikocredit de 2019 menciona que el Consejo Ejecutivo propone un dividendo del 1% para 2019. El Banco Central Europeo pide ahora a los bancos que no paguen dividendos por el coronavirus. ¿Podría cambiar la propuesta de dividendo?

    El 3 de marzo de 2020, el Consejo Ejecutivo de Oikocredit, con el apoyo del Consejo Supervisor, tomó la decisión de proponer la declaración de un dividendo del 1% para 2019, basado en los resultados financieros de 2019.
    Esta propuesta fue decidida antes de que los gobiernos de todo el mundo tomaran medidas drásticas en respuesta a la rápida propagación mundial del coronavirus, y antes de que el Banco Central Europeo hiciera su recomendación a los bancos el 27 de marzo de 2020.[1] Siguiendo esta recomendación, algunos bancos han decidido no pagar dividendos para 2019 para permitir una mayor flexibilidad en el apoyo a los clientes durante la crisis del coronavirus.[2]

    Si bien Oikocredit no es un banco, el Consejo Ejecutivo evaluará si - dadas las circunstancias extraordinarias causadas por el coronavirus- pagar un dividendo del 1% para 2019 es lo mejor para la cooperativa, sus miembros e inversores.
    Esta evaluación se hará de la manera habitual en que el Consejo Ejecutivo determina y propone el dividendo, es decir, tomando en cuenta todas las circunstancias y con el objetivo final de asegurar la continuidad de la cooperativa. Se considerará la actual situación financiera de Oikocredit, el impacto esperado del coronavirus en su cartera de financiación del desarrollo y la necesidad de proteger el valor del activo neto de las acciones de Oikocredit.
    La evaluación del Consejo Directivo puede llevar a un ajuste de la propuesta de dividendos decidida a comienzos de marzo. Cualquier ajuste sería presentado a los socios directos de Oikocredit, quienes decidirán sobre el dividendo en la Asamblea General Anual (AGA) programada para junio de 2020.
    Si la propuesta de dividendos cambia, Oikocredit informará a los inversores y socios directos de manera oportuna antes de la AGA.

    Más preguntas
  • ¿Cómo espera que el coronavirus afecte a Oikocredit a largo plazo?

    En este momento es demasiado pronto para decir cómo será el impacto total del coronavirus en nuestras actividades comerciales. Sin embargo, creemos que no podremos alcanzar nuestros objetivos de crecimiento como se establece en nuestra estrategia 2018-2022.
    Ya hemos visto un crecimiento algo más lento en 2019 (para más detalles, véase nuestro Informe Anual de 2019) y, como ahora nos centramos en apoyar a nuestras organizaciones socias actuales, esperamos que no se alcancen los objetivos de crecimiento establecidos para 2020.
    Esto se debe a que mientras nuestro personal se centra en apoyar a nuestras más de 600 organizaciones socias existentes, tienen menos tiempo y oportunidades para dedicarse a hacer préstamos o inversiones en nuevas organizaciones socias. Cada nueva organización también debe ser evaluada a través de un extenso examen de diligencia debida, que siempre implica una visita in situ. Sin embargo, las visitas in situ no son posibles en la actualidad debido a las restricciones de viaje y las medidas de distanciamiento social.
    Es probable que nuestros resultados financieros a mediano plazo se vean afectados por el menor crecimiento de la cartera y el aumento de los riesgos. Sin embargo, todavía no es posible evaluar el impacto total, y cualquier evaluación tendrá que ser revisada según el alcance y la duración de la crisis del coronavirus en los países y regiones en los que trabajamos.

    Más preguntas