Las organizaciones socias de Oikocredit, Crecer y Fonkoze, preseleccionados para el Premio Europeo de Microfinanzas 2021 por sus finanzas inclusivas y su atención sanitaria

Las organizaciones socias de Oikocredit, Crecer y Fonkoze, preseleccionados para el Premio Europeo de Microfinanzas 2021 por sus finanzas inclusivas y su atención sanitaria

lunes, 15 de noviembre de 2021

Dos organizaciones socias de Oikocredit, Crecer IFD en Bolivia y Fonkoze en Haití, se encuentran entre los finalistas del Premio Europeo de Microfinanzas 2021 para Finanzas Inclusivas y Salud.

Oikocredit se complace en felicitar a Crecer (Bolivia) y Fonkoze (Haití) por haber sido preseleccionados para el Premio Europeo de Microfinanzas 2021en la categoría de Finanzas Inclusivas y Salud. El comité de selección de la Plataforma Europea de Microfinanzas sólo ha preseleccionado a tres organizaciones entre las 43 candidaturas de 32 países. El ganador del premio se elegirá el 18 de noviembre y recibirá un premio de 100.000 euros, con 10.000 euros para cada finalista.

Crecer y Fonkoze

Crecer IFD, socio de Oikocredit desde 1999, es una institución financiera no bancaria que ofrece servicios de ahorro y crédito a mujeres de comunidades de bajos ingresos en Bolivia. El país tiene tasas muy altas de mortalidad por cáncer de cuello uterino y bajos niveles de acceso a la detección y el tratamiento. En respuesta, el programa de prevención del cáncer de cuello uterino de Crecer capacita a las mujeres y desarrolla su capacidad de autodiagnóstico y atención preventiva. El programa lleva a cabo campañas de salud, proporciona servicios de detección y teleconsulta, y presta a las clientas para cubrir gastos como consultas médicas, tratamiento, cirugía de alto riesgo y compra de medicamentos y equipos médicos.

Fonkoze es una institución de microfinanzas haitiana y socio de Oikocredit desde 2002. Entre otras formas de apoyo, la fundación sin ánimo de lucro de Fonkoze proporciona exámenes de salud y educación a personas de muy bajos ingresos en regiones remotas del país donde la mortalidad infantil es una de las más altas del mundo y donde menos de una cuarta parte de los hogares tienen un saneamiento adecuado y el acceso a la atención sanitaria es escaso. Reconociendo el impacto de las crisis sanitarias en las clientas de su organización hermana, principalmente mujeres, en 2014 la Fundación Fonkoze lanzó su programa Boutik Santé, en el que médicos y especialistas en salud pública forman a enfermeras, que a su vez capacitan a clientes de microfinanzas y a emprendedores de salud comunitarios seleccionados para realizar exámenes de salud básicos, ofrecer educación sanitaria y adquirir productos sanitarios.

El Director Regional de Oikocredit para América Latina y el Caribe, Eduard Walkers, participó en el comité de selección de la lista de candidatos al premio en septiembre de 2021. Siguiendo las reglas del proceso justo del comité, Eduard no pudo votar por los socios de Oikocredit, que fueron preseleccionados por los otros seleccionadores.

Eduard afirma: "No sólo estoy entusiasmado con el premio y con que Crecer y Fonkoze sean finalistas. También estoy muy entusiasmado con la asistencia sanitaria y el papel que podemos desempeñar como Oikocredit".

Los socios de Oikocredit responden al desafío mundial de la atención sanitaria

Alrededor de la mitad de la población mundial carece de acceso a una atención sanitaria de calidad y asequible.1 "En las zonas rurales de los países de bajos ingresos, la gente puede tener que viajar 50 km o más para ver a un médico, y los médicos pueden derivar a los pacientes a especialistas médicos con sede a más de 80 km, y a veces a más de 200 km," dice Eduard. Las personas de bajos ingresos que necesitan atención especializada urgente, o visitas periódicas, o que viven en lugares mal comunicados, pueden tener que pasar horas viajando a los proveedores de atención médica y a veces perder su salario diario. Por estas y otras razones similares, cada 11 segundos muere una mujer o un recién nacido en algún lugar del mundo.2

Conscientes de este nivel de necesidad, muchos socios de Oikocredit tienen un programa de salud. La enfermedad es una de las principales razones por las que las personas caen en la pobreza y por las que un número importante de clientes de nuestros socios no pueden mantener el pago de los préstamos. La Organización Mundial de la Salud ha estimado que para 100 millones de personas los gastos de salud son lo suficientemente altos como para empujarlos a la pobreza extrema3 y es probable que esto se haya agravado durante Covid-19. Por ello, un buen número de instituciones de microfinanzas socias de Oikocredit y algunos socios agrícolas han lanzado productos o programas holísticos para abordar este problema urgente, incluyendo productos de ahorro y seguros de salud, préstamos de salud y servicios no financieros como los controles de salud.

Los programas de valor añadido son más importantes que nunca debido a la digitalización y al creciente sector de la tecnología financiera. Las IMF que crean estos programas son más competitivas.

Añade Eduard: "Los programas de salud deberían ocupar un lugar destacado en la lista de las IMF, idealmente junto a los programas de resiliencia económica, vivienda, agua, comunidad y educación. Todas estas áreas están entrelazadas e interconectadas".

Transformación de la sanidad

A lo largo de todo el espectro sanitario -desde la vida sana y la prevención, hasta el diagnóstico, el tratamiento y la atención domiciliaria-, las empresas digitales están transformando la forma de prestar asistencia sanitaria a personas actualmente excluidas. Hoy en día hay muchas aplicaciones disponibles, especialmente para la vida sana y la prevención de enfermedades, y la accesibilidad está creciendo rápidamente. Varios socios de Oikocredit ofrecen ahora servicios de telemedicina que proporcionan diagnósticos a distancia.

En el ámbito del tratamiento y la atención domiciliaria, están surgiendo soluciones sofisticadas con un enorme impacto potencial. Por ejemplo, una solución de software que permite a los profesionales sanitarios locales de las comunidades desatendidas mejorar la atención prenatal y materna a través de un dispositivo móvil. Esto permite a los cuidadores identificar y gestionar los embarazos de alto riesgo y hacer un seguimiento de la madre y el niño después del parto, lo que contribuye a que los embarazos sean más saludables y a mejorar la salud de la primera infancia.4

"Las IMF podrían ofrecer cada vez más este tipo de soluciones", afirma Eduard. "Estos y otros servicios similares en todo el espectro sanitario, si se prestan eficazmente, deberían dar lugar a una mejor experiencia del paciente, mejores resultados y un menor coste, garantizando que nadie se quede atrás."

Papel de Oikocredit

Con todo lo que hay que lograr para ofrecer asistencia sanitaria a todas las personas de bajos ingresos del mundo, ¿cómo puede Oikocredit apoyar el progreso? ¿Y hay un coste de oportunidad en apoyar la sanidad privada en lugar de la pública?

Dado que muchos de los socios de Oikocredit en todo el mundo están llevando a cabo fascinantes iniciativas de salud y acumulando mucha experiencia, la sugerencia de Eduard es que Oikocredit establezca un programa de intercambio entre pares (P2P). O, aún más sencillo, Oikocredit podría permitir a los socios compartir ideas y experiencias a través de teleconferencias y seminarios en línea, y seguir a partir de ahí. Como parte de su nueva estrategia para 2022-2026, Oikocredit explorará más a fondo estas cuestiones e ideas.

« Atrás