Conversaciones cooperativas: con Anita Clemons del Consejo de miembros de Oikocredit

Conversaciones cooperativas: con Anita Clemons del Consejo de miembros de Oikocredit

anita+clemons+holding+a+plate+awarded+to+founding+members+of+oikocredit.jpgviernes, 20 de noviembre de 2020

Hace poco hablamos con Anita Clemons de la Fundación Presbiteriana, una de las incorporaciones más recientes del Consejo de miembros de Oikocredit (MC). Ella habla sobre lo que significa estar en un consejo de miembros, los valores cooperativos como la transparencia, sobre sus esperanzas para el MC y la cooperativa de Oikocredit.

¿Cómo se involucró con Oikocredit?

Soy responsable de las inversiones de la Fundación Presbiteriana, el brazo de inversiones de la Iglesia Presbiteriana en los EE.UU. La Fundación Presbiteriana fue uno de los 80 miembros fundadores de Oikocredit, invirtiendo como parte del programa de paz y justicia, que lanzó Oikocredit en 1975. Me uní a la fundación en el año 2000 y allí comenzó mi viaje con Oikocredit. Luego, en la Asamblea General Internacional de Oikocredit, en junio de 2020, fui elegida como miembro del Consejo de Administración.

¿Cuál es su motivación para servir en el Consejo de Miembros?

La inversión de la Fundación Presbiteriana en Oikocredit brinda altos rendimientos en términos de beneficio para las necesidades humanas, con una inversión de impacto que se adelantó a su época cuando Oikocredit se lanzó en 1975. He estado involucrada en el sector de inversiones durante 40 años, inicialmente sirviendo a individuos y más recientemente a fondos de dotación.

Por eso, cuando me enteré de la oportunidad de participar en el Consejo de Miembros, quise mostrar apoyo a la misión, conectando a los miembros de EE.UU. con la misión de Oikocredit y, con suerte, aumentar la membresía y el compromiso de nuestros miembros con Oikocredit.

¿Qué es el Consejo de Miembros ('el MC')?

El MC es uno de los órganos de gobierno de Oikocredit, que representa a los miembros para reflejar y defender sus intereses como propietarios de la cooperativa, elegidos por los miembros y con deberes delegados por ellos. La idea de un consejo de miembros puede ser nueva en Oikocredit, pero las personas involucradas tienen mucha experiencia y conocimientos sobre la trayectoria de Oikocredit y todo lo que ocurre en la organización hoy en día.

He conocido a los miembros del MC y todos son muy cercanos a los socios de Oikocredit y a su misión. El MC no sólo representa a los miembros, sino que puede ayudar a fortalecer la estructura de gobierno de la cooperativa y su reputación, especialmente dentro de la amplia base de miembros de Oikocredit.

¿Cómo representa el MC a los miembros de Oikocredit?

Para mí, en primer lugar se trata de establecer conexiones con los miembros de Oikocredit en mi área geográfica y preguntarles: "¿Qué es importante para ustedes?". Por ejemplo: sobre los eventos de Oikocredit que se avecinan y averiguar sus reacciones a los temas de Oikocredit del día a día. Sin esa comunicación no podemos esperar representar a los miembros. Y ya he estado en contacto con miembros de toda América del Norte y hemos hecho varias videollamadas. Aquí querré averiguar cómo puedo servirles mejor y en qué podemos trabajar juntos.

¿Cuáles fueron tus primeras impresiones del MC?

Me impresionó lo bien que están organizadas las reuniones y el buen espíritu de cooperación, por ejemplo en el reparto de tareas como la toma de notas. El MC está muy centrado en la misión y me inspiró trabajar con representantes de todo nuestro pequeño mundo azul.

Es fascinante ver a la gente sentada para discutir los temas del día, como el dividendo compartido de Oikocredit, personas con vidas diferentes pero todas centradas en la comunicación y en cómo hacer crecer la misión de Oikocredit.

¿Qué se siente al no poder reunirse cara a cara?

El MC no se reúne actualmente en persona debido a las restricciones de Covid-19, pero la videoconferencia es lo habitual debido a las distancias de viaje. Actualmente el MC se está reuniendo con más frecuencia.

Hemos encontrado que las reuniones más cortas y frecuentes funcionan mejor para la comunicación, y esto ha sido particularmente útil para mí como nuevo miembro, y hablamos a menudo por supuesto, averiguando cómo está el clima en todo el mundo, y eso es importante también para conocer a cada uno.

Por lo tanto, creo que el trabajo a distancia no es un problema, pero espero conocer a todos en persona pronto.

¿Qué espera de la cooperativa de Oikocredit?

Mi esperanza es que Oikocredit pueda expandirse de manera sostenible para continuar con la misión que se propuso hace 45 años, y también llegar a más personas.

Este es también el objetivo de la Iglesia Presbiteriana, de ver el impacto en términos de necesidades humanas: eso se logra brindando empleos sostenibles y acceso a financiación, porque eso hará todo lo posible para enfrentar la pobreza.

¿Es importante para Oikocredit ser una cooperativa?

Sí. La Fundación Presbiteriana tiene muchas inversiones de impacto social, sin embargo, Oikocredit tiene una estructura única como cooperativa con transparencia y una voz para todos sus miembros. Tener esta voz es una gran parte de la responsabilidad social. Lo veo especialmente importante en tiempos difíciles, como durante esta pandemia, la transparencia de Oikocredit permite a los miembros saber lo que está sucediendo. Como personas inversoras con un deber fiduciario, siempre buscamos más información, lo que es importante en la continua diligencia debida para cualquier inversión.

La Fundación Presbiteriana está invirtiendo en beneficio de otros, por lo que necesitamos absolutamente la transparencia que brinda Oikocredit. Es cierto que no todos los miembros de Oikocredit usan su voz cooperativa, y el MC puede ayudar. Esto puede ser tan simple como contactar a los miembros y preguntarles qué piensan. Tenemos que preguntar y seguir preguntando.

Mi sueño es que cuando termine mi mandato, el puente de comunicación entre los miembros en los EE.UU. sea un diálogo continuo entre los miembros, el MC y la dirección de Oikocredit. Y estoy comenzando con muchas reuniones, inicialmente a través de Zoom desde mi casa en Kentucky.

Creo que todo se trata del impacto y la organización sólo apoya ese impacto. Así que espero que los miembros vean el beneficio del Consejo de Miembros al alentar a todos los miembros a involucrarse. Esto lo veo como un valioso rol hoy en día y que está evolucionando con la ayuda de los miembros de Oikocredit.

« Atrás