2018: un año con muchos retos y con nuevos bríos

2018: un año con muchos retos y con nuevos bríos

larunbata, 02 de otsaila de 2019

El último año celebramos que hace 50 años se empezó a gestar la idea de crear Oikocredit. Estamos orgullosos/as de lo que hemos conseguido en las últimas décadas y nos ponemos objetivos ambiciosos para continuar creciendo con las organizaciones a las que apoyamos y para maximizar el impacto social para las personas a las que servimos. Podéis leer más sobre nuestros objetivos y ambiciones en nuestra estrategia actualizada.

En los últimos años hemos visto como el mundo a nuestro alrededor está cambiando rápidamente y que algunas tendencias externas están teniendo impacto en el trabajo que hacemos. Mientras nuestro impacto social sigue siendo sólido vemos que nuestros resultados financieros están bajo presión, como hemos venido comentando en nuestros informes anuales recientes. Esto se debe principalmente al contexto de bajos tipos de interés que pervive desde hace varios años y a la creciente competencia en el mundo de la inversión de impacto.

Nuestra estrategia actualizada nos permite afrontar esos retos y hemos empezado a implantar medidas para mejorar nuestros resultados financieros, concentrando nuestros esfuerzos en sectores y mercados clave y reduciendo la complejidad y costes de nuestra organización.

Tal como habíamos planificado, y compartido previamente, el efecto de los cambios que estamos implantando en la actualidad se verá este año. Por ello, los resultados financieros de 2018 siguen bajo presión y esperamos que mejoren a partir de 2019. La dirección propondrá el dividendo 2018 cuando estén disponibles los resultados financieros 2018 auditados, en marzo. Y la decisión final sobre el dividendo la tomarán, como siempre, las organizaciones socias de Oikocredit en la asamblea general en junio.

Mientras tanto estamos trabajando duro para asegurar que Oikocredit sigue fiel a su misión de la manera más eficaz y eficiente posible. Nuestro compromiso para crear un cambio positivo es tan fuerte hoy como lo era cuando Oikocredit fue creada.

« Atzera