Mujeres que inspiran. La historia de Mercy de Kenya, 20 años emprendiendo y siendo dueña de sus negocios de pollos y té

Mujeres que inspiran. La historia de Mercy de Kenya, 20 años emprendiendo y siendo dueña de sus negocios de pollos y té

UNAI-KE-56 (1).jpgviernes, 04 de marzo de 2022

Su nombre es Mercy Mbatia (76 años) es viuda desde 1971 y tiene cuatro hijos mayores y viven solos.

Ha sido profesora, lo que todavía está muy claro en su carácter. Muestra de ese caracter es la anecdota que nos cuentan una  nuestros fotografos de Opmeer reports, que visitan proyectos financiados por oikocredit desde hace muchos años. Cuando  la visitarón y tras la sesión de fotos, dijo que queria que se hicieran unas fotos de grupo con su teléfono móvil.

Unicamente, hasta que no estuvieron perfectas y con su aprobación fueron libres de irse, entre sonrisas. Su simpatía es igual a su personalidad dominante.

Ambas son cualidades muy adecuadas para una mentora: en 1975 creó un grupo de la YMCA. Inició el grupo para comercializar los mangos que cultivan y ha sido mentora de otras mujeres. Son esas cualidades las que combinan perfectamente con la misión de empoderamiento de las mujeres de Unaitas, entidad socia de Oikocredit. Mercy es miembro de Unaitas desde hace 20 años. 

UNAI-KE-56 (1)

En 2015 empezó a criar pollos. Recibió un préstamo de 200.000 KES (unos 1.500 euros) para construir sus gallineros, comprar pollitos y forraje. Empezó con 750 pollos y ahora tiene 1.500 gallinas ponedoras. Necesitaba el préstamo de Unaitas porque no podía invertir inmediatamente con los ingresos de las 4 hectáreas de té que cultiva.

Mercy vende el té a KTDA, un gran productor de té keniano. Los ingresos del té se destinan casi en su totalidad a los recolectores de té y la prima anual es su beneficio. Además del té, cultiva aguacates en las dos hectáreas que rodean su casa. Mercy tiene 2 trabajadores en la granja que rodea la casa y 3 trabajadores en la plantación de té. Los ingresos procedentes de los huevos se gastan en comida y electricidad. El estiércol de las gallinas le ayuda a mejorar la cosecha del té, la col y las patatas (los dos últimos cultivos son para su propio consumo). Gracias a las gallinas tiene unos ingresos más holgados.

Si quieres leer más historias como esta, pincha a continuación.

Fotografia: Opmeer Reports

« Atrás