Assad Kambobo, un agricultor de Uganda

Assad Kambobo, un agricultor de Uganda

UMF-UG-01_f033a.jpegmiércoles, 02 de marzo de 2016

Assad Kambobo, beneficiario de microfinanzas.

Assad Kambobo es el propietario de 32 hectáreas de tierra fértil en Uganda, donde cultiva piñas y plátanos, entre otras plantas, que vende en Kenia y Kampala, también. Desde 2010 empezó a ser cliente de la Fundación de Microcrédito de Uganda (UMF), de dónde ha obtenido dos préstamos de 25 millones de xilings, unos 6.800 euros.

Estas inversiones le han permitido administrar las fincas, y también contratar a 35 trabajadores, para administrarlas, y a la vez mantener a su familia. Explica que antes de tener acceso a crédito, la parte de finca que se podía cultivar era más pequeña y, además, no podía contratar a nadie.

Es padre de 15 hijos, que estudian en el Centro de Educación Nueva África, una escuela primaria para niños desfavorecidos, pero muy inteligentes, que no pueden pagar las cuotas. El plan de estudios está dirigido al desarrollo intelectual, espiritual y físico de los niños, y es muy innovador respecto al resto de escuelas del país. Tiene muy buena reputación y los alumnos disfrutan de comidas gratuitas en la escuela.

La organización que ha hecho el préstamo a Assad Kambobo es UMF, socia de Oikocredit. Ofrece servicios de microfinanzas a muchos otros ugandeses que son económicamente activos, pero no tienen acceso a capital. Alrededor de un 70% de sus clientes son mujeres, y la mayoría son agricultores y pequeños comerciantes. Teniendo en cuenta los altos niveles de paro entre las mujeres y los jóvenes del país, su papel es muy importante.

« Atrás