[Entrevista] Conceptos brillantes para la energía rural

[Entrevista] Conceptos brillantes para la energía rural

cover+photo.pngviernes, 18 de marzo de 2022

El almacenamiento solar en frío es sólo uno de los productos que el nuevo socio indio de Oikocredit, Ecozen Solutions, utiliza para mejorar la agricultura. El séptimo país más grande del mundo necesita soluciones innovadoras para satisfacer su creciente demanda de energía. Kiran Kodi, director de energías renovables de Maanaveeya, la filial india de Oikocredit, y Vivek Pandey, cofundador de Ecozen, explican que el objetivo de su asociación es garantizar que los agricultores y toda la cadena de valor se beneficien también de soluciones innovadoras de energía renovable.

En medio de la pandemia, Maanaveeya ha conseguido nuevos socios. ¿Cómo es posible trabajar en condiciones de pandemia?

Kiran Kodi: Afortunadamente, conseguimos seguir trabajando a pesar de Covid-19 y de las dificultades que provocó, aunque hubo cierres totales durante varios meses. Durante el punto álgido de la pandemia, suspendimos el pago de los préstamos y apoyamos a nuestros socios de todas las formas posibles. Todo el mundo estaba y sigue estando afectado: empresas, familias, comunidades enteras. Muchas personas de nuestra propia oficina se infectaron. Con el tiempo, hemos aprendido a lidiar con ello. De momento sigue habiendo muchos contagios, pero menos gente tiene que ir al hospital. En Maanaveeya hemos trabajado principalmente desde casa, pero hemos utilizado la oficina para las reuniones con los socios bajo medidas de protección. Los viajes por el país han sido restringidos. No obstante, hemos establecido contacto con nuevos socios y hemos celebrado talleres. A través del vídeo es posible no sólo comunicarse a todos los niveles, sino también conocer y seguir las actividades de los socios.

Su trabajo se centra especialmente en los nuevos socios del sector de las energías renovables. ¿Cuál es la estrategia detrás de esto?

Kiran Kodi: El desarrollo de las energías renovables es una importante contribución a la protección del clima. Maanaveeya tiene el mismo enfoque que Oikocredit en su conjunto: finanzas inclusivas, agricultura y energías renovables. El 6% de la cartera de Maanaveeya a finales de 2021 se invirtió en energías renovables. Nos gustaría aumentar este porcentaje de forma significativa en los próximos años, hasta al menos el 20%. Invertimos en empresas energéticas que implementan proyectos fuera de la red o en la red y actualmente tenemos seis socios. Ecozen Solutions, por ejemplo, ofrece soluciones energéticas para explotaciones agrícolas. De nuestros otros socios de energías renovables, Fourth Partner Energy y Oakridge Rooftops ofrecen soluciones para el sector comercial e industrial. Cygni Energy proporciona soluciones fuera de la red. E-Hands Energy apoya a los bancos pequeños y remotos y a las instituciones de microfinanciación con sistemas de energía solar. Otro socio, Gayam Motor Works, alquila vehículos eléctricos para el transporte de mercancías de última milla. Actualmente estamos impulsando socios que ofrecen nuevas tecnologías para la agricultura y cadenas de valor completas.

Un nuevo y prometedor socio activo precisamente en este ámbito es Ecozen.

Kiran Kodi: Ecozen cumple todos los criterios que son cruciales para Oikocredit. Es una empresa joven que opera en la intersección de dos áreas importantes: la energía renovable y la agricultura. El desarrollo y la producción de nuevos productos requieren una enorme cantidad de tiempo y dinero. Ecozen buscaba financiación para obtener más capital circulante. Nos pusimos en contacto a través de uno de sus otros inversores, que trabaja de forma similar a nosotros, y rápidamente decidimos proporcionar a Ecozen una línea de crédito. El primer préstamo de Ecozen se desembolsó a principios de 2021, y desde entonces hemos concertado otro. Con nuestro enfoque de larga data en la financiación inclusiva, también nos consideramos expertos en modelos de financiación a medida. Podemos ofrecer a Ecozen un buen asesoramiento y apoyo en este ámbito. Los buenos modelos de financiación para clientes y consumidores tienen un inmenso impacto social y permiten a las pequeñas explotaciones agrícolas permitirse productos innovadores.

Vivek Pandey, usted es uno de los tres fundadores de Ecozen. ¿Con qué motivación empezaron?

Vivek Pandey: Fundamos Ecozen en 2010 cuando aún éramos estudiantes, y tras graduarnos nos centramos por completo en la empresa. Primero fuimos ingenieros. Pudimos ver claramente el estado de la agricultura en el país y el gran potencial de valor añadido que había. Las innovaciones en materia de energías renovables rara vez llegaban a las zonas rurales en aquella época. Primero entrevistamos a muchas partes interesadas a lo largo de las cadenas de valor de la agricultura. Nos dimos cuenta de que la agricultura india depende en gran medida de los métodos de secano y carece de infraestructuras de gestión post-cosecha. El mayor obstáculo es el suministro de energía en las explotaciones. Mientras que la energía solar es cada vez más popular en las ciudades para iluminar las carreteras, los hogares y las empresas, no hay mucha en la agricultura.

¿Cómo reaccionaron ante estas observaciones? ¿Qué soluciones ofrece Ecozen?

Vivek Pandey: Lo primero que hicimos fue desarrollar motores para bombas de agua solares: Ecotron. Desde 2014, se han utilizado entre 60.000 y 70.000 motores y controladores Ecozen en todo el país. Pero pronto quedó claro que los problemas de los agricultores no se resuelven solo con el riego solar. Necesitan una forma de almacenar sus productos. Por un lado, las cadenas de valor no funcionan con tanta rapidez como para garantizar que todo esté fresco en el mercado. Aproximadamente el 30% de las cosechas de frutas y verduras de la India se echan a perder porque los pequeños agricultores no tienen medios para mantener sus cultivos frescos hasta que puedan ser transportados y vendidos. En segundo lugar, sin instalaciones de almacenamiento, los agricultores son más vulnerables a las fluctuaciones de los precios porque no pueden retener sus ventas hasta que puedan obtener mejores precios.

Por eso hemos desarrollado un minialmacenamiento de frutas y hortalizas que funciona con energía solar: Ecofrost. Está diseñado para ser portátil y muy eficiente energéticamente. Ecofrost viene con una solución tecnológica completa que incluye una aplicación móvil para su funcionamiento, monitorización remota, diagnóstico remoto y mantenimiento predictivo, lo que garantiza la mejor experiencia posible para el cliente. Para los momentos en los que no hay sol, hay un almacenamiento de energía de 36 horas mediante un dispositivo de almacenamiento de energía térmica autóctono y patentado, mucho más económico y eficiente que las baterías. Varios sensores en la unidad proporcionan toda la información necesaria y permiten ajustar cada cámara frigorífica de forma individual. El centro de control de Ecozen supervisa que todo funcione bien y que nada se estropee, calcula las temperaturas óptimas de almacenamiento en función de la mercancía almacenada y proporciona información sobre los precios actuales del mercado. Ecofrost ha ganado muchos premios nacionales e internacionales. Ahora ofrecemos la misma pila tecnológica con múltiples variantes en toda la cadena de suministro de productos perecederos. Eco Connect es nuestro tercer producto: una plataforma en línea que conecta información para los agricultores, precios de mercado, consejos de cultivo y mucho más.

¿Cómo llega Ecozen a sus clientes y consumidores de las regiones rurales?

Vivek Pandey: Vendemos nuestros productos de bombeo solar tanto a grandes compañías como a pequeñas empresas que se encargan de la instalación de bombas de agua solares. Les proporcionamos motores y controladores de bombas. Todas las demás partes de los sistemas solares, como los paneles solares, las pueden comprar a otras empresas. Tenemos una amplia red de empresas que llegan a los agricultores. Lo mismo ocurre con nuestros sistemas de refrigeración, en los que trabajamos con empresas asociadas, como organizaciones de productores agrícolas, vendedores y distribuidores con alcance local, y empresas de la cadena de suministro. Tenemos dos modelos de negocio para esto: un modelo de venta y un modelo de arrendamiento/alquiler en el que trabajamos con instituciones financieras para ofrecer el producto durante un periodo de 3 a 6 meses a los agricultores y de 1 a 3 años a las empresas. Esto funciona muy bien para los numerosos agricultores que se dedican a la agricultura de temporada.

¿Qué espera Ecozen del trabajo con Oikocredit?

Vivek Pandey: Además de la financiación de más capital circulante y la posibilidad de desarrollar conjuntamente nuevos modelos de negocio y financiación, otra ventaja para nosotros es que tenemos un socio que está presente y conectado en todo el mundo. Oikocredit tiene una fuerte presencia en países de África, donde en los últimos años hemos empezado a vender nuestros productos, por ejemplo en Kenia, Namibia y Uganda. El potencial y la demanda allí son enormes. Oikocredit, con sus conocimientos, sus expertos locales y sus propios socios en los países africanos, puede ser un socio muy útil para nosotros.

En general, la demanda de energía en la India está aumentando rápidamente con el crecimiento económico y la urbanización. Se habla de que la demanda se duplicará en 2040. El 52% de la energía del país se sigue generando a partir de la hulla. Teniendo en cuenta que la India se ha comprometido, en el contexto de los objetivos climáticos de París, a satisfacer el 40% de su consumo de electricidad a partir de fuentes de energía no fósiles para 2030, se trata de un reto inmenso que requiere mucho capital. ¿Significa esto buenos o malos tiempos para Oikocredit ante la gran competencia?

Kiran Kodi: Lo bueno es que los recursos naturales para las energías renovables en India son excelentes. Tenemos tierra, sol y viento. El potencial de la energía solar es especialmente grande y equivale a todo el consumo energético actual del país. El gobierno indio tiene un ambicioso programa para aumentar la cuota de energías renovables. Para ello, las tecnologías, las condiciones políticas marco y la financiación deben ir de la mano. Esto funciona bastante bien en la India, y el sector es correspondientemente atractivo para los inversores. Así que hay mucha competencia, sí, pero también muchas oportunidades y mucha necesidad de inversión en energías renovables.

Las empresas más grandes pueden cooperar con los bancos. Pero para las más pequeñas, como Ecozen, trabajar con organizaciones como Oikocredit es mucho más beneficioso. Sobre todo porque tenemos ventajas decisivas: somos más rápidos; estamos abiertos a diferentes estructuras y tipos de financiación y podemos responder a las necesidades individuales de los clientes de nuestros socios, por ejemplo ofreciendo modelos de leasing, lo que no es tan fácil para los bancos tradicionales. Por nuestra parte, somos selectivos. Nos interesa cómo el trabajo de una empresa mejora las condiciones de vida de la gente. La electricidad suele ser muy cara en la India, y el cambio a la energía solar también es costoso y requiere mucho tiempo. Por eso, muchas de las industrias comerciales se quedan con el suministro de energía convencional. Buscamos empresas más pequeñas que tengan un gran impacto social. Queremos una cosa por encima de todo: electricidad asequible y limpia para la gente de las zonas rurales.

Esta entrevista fue realizada por Marion Wedegärtner, de la Asociación de Apoyo de Alemania Occidental de Oikocredit

« Atrás