Una vida mejor en la cooperativa

Una vida mejor en la cooperativa

posts_1.jpgdivendres, 02 de de juliol de 2021

En el Día Internacional de las Cooperativas (#CoopsDay), el 3 de julio, la cooperativa internacional e inversor de impacto social Oikocredit celebra los principios de solidaridad, cooperación y comunidad a través de su trabajo con las cooperativas de todo el mundo.

Oikocredit es una de las pocas cooperativas que operan a nivel internacional, y la cooperativa de café Chajul es una de sus organizaciones socias más antiguas.Domingo Medina Zacharias, un caficultor del altiplano de Guatemala, es miembro de la cooperativa Chajul desde los 30 años. Pertenecer a la cooperativa le ayuda a ganar lo suficiente para mantener a su familia.

"Recibo apoyo técnico que me ayuda a producir mejor. Puedo obtener un préstamo para comprar plántulas. Y la cooperativa paga un buen precio por mis granos de café", dice Domingo.

El apoyo es muy necesario. Los pequeños productores de café de los países de bajos ingresos están sufriendo las enfermedades de las plantas como consecuencia del cambio climático, así como la fluctuación de los precios. Chajul reúne a 1.500 cafeteros y otros productores. En cada etapa, desde la producción hasta la exportación, la cooperativa se preocupa de proteger el medio ambiente y promover la justicia económica y social.

Domingo Medina Zacharias

Las cooperativas son una forma de organización económica y social de probada eficacia que ha demostrado ser sostenible. Son innovadoras, están orientadas al futuro y se basan en la solidaridad. Estas cualidades son la base de su éxito. Más de mil millones de personas en todo el mundo se han organizado en cooperativas. Sin embargo, muchas personas no saben lo que significa pertenecer a una cooperativa.

Por ello, las Naciones Unidas han mostrado el gran potencial de la acción colectiva desde 1995 con el Día Internacional de las Cooperativas. Este año el tema del día es "Reconstruyamos mejor juntos". La pandemia mundial de coronavirus ha demostrado la importancia de que las personas se unan para hacer frente a una crisis sustentada en los valores cooperativos de autoayuda, solidaridad y preocupación por la comunidad.

Conectar objetivos comunes

Durante la pandemia en particular, el enfoque de Oikocredit basado en una estrecha cooperación con los socios a través de sus especialistas locales en 33 países de África, Asia y América Latina ha demostrado su eficacia.

Muchas de las 544 organizaciones socias de Oikocredit están organizadas como cooperativas: cooperativas agrícolas, cooperativas de comercio justo y cooperativas financieras que ofrecen a las personas de bajos ingresos y a las pequeñas y medianas empresas préstamos, cuentas de ahorro y formación.

Las cooperativas de los países de bajos ingresos comparten los mismos objetivos básicos que Oikocredit: aliviar la pobreza, promover la equidad y fomentar el apoyo mutuo y el desarrollo sostenible. Están ancladas en las comunidades locales, funcionan de forma descentralizada con estructuras democráticas y deben servir a objetivos que van más allá del beneficio financiero. Esto puede significar que las cooperativas ofrezcan asistencia sanitaria, apoyo técnico o formación continua además de su actividad principal.

Esto es lo que experimenta Domingo Medina Zacharias como miembro de Chajul. Porque Los miembros de la cooperativa también se benefician de la prima de Comercio Justo, ya que Chajul procesa y comercializa únicamente café orgánico de alta calidad que cumple con los criterios de Comercio Justo desde 1992. La asamblea general de Chajul decide cada año el uso de la prima.

Compromiso con viento de cola

La pandemia de coronavirus también ha mostrado a través del ejemplo de Oikocredit y sus socios cómo las cooperativas se diferencian de las formas convencionales de negocio a todos los niveles. Oikocredit creó un fondo de solidaridad contra el coronavirus al comienzo del brote, amplió los plazos de reembolso para los socios cuando fue necesario, amplió sus comunicaciones, formación y asesoramiento en línea y, en general, intensificó su apoyo a los socios. Todo esto vino acompañado de un importante viento de cola: la lealtad a prueba de crisis de los propios cooperativistas de Oikocredit.

Puedes saber más sobre la historia de Domingo Medina Zacharias en este artículo.

« Atrás