¿Quieres invertir? Selecciona la región en la que vives

Close window
Sevilla Catalunya Euskadi

¿Qué son las Asociaciones de Apoyo?

Las Asociaciones de Apoyo a Oikocredit son colectivos de personas voluntarias constituidas legalmente en forma de asociaciones sin ánimo de lucro. Los socios y socias de estas asociaciones llevan a cabo tareas de sensibilización y difusión de la misión de Oikocredit y son una parte muy importante de la organización. Las Asociaciones de Apoyo son socias directas de la cooperativa Oikocredit Internacional, y como tales, representan en ella a todos sus socios y socias de España. Actualmente existen 3 Asociaciones de Apoyo: País Vasco, Catalunya y Sevilla.

También existe un grupo de voluntariado activo en Madrid (puedes encontrar más información sobre este grupo y sus actividades en: www.madrid.oikocredit.es).

Buscar

Apoyo a los pequeños productores en épocas difíciles en Ucrania

20160630_svitlana_137.jpg

Svitlana Zubrytska ha sido gerente de país de Oikocredit Ucrania desde que se creó la oficina en el 2004. Anteriormente, se desempeñó como oficial de crédito de la Fundación de Desarrollo Financiero Agrícola de Ucrania.

jueves 12 enero 2017

Por varias décadas, tener acceso a préstamos fue un desafío para los pequeños productores en Ucrania. Desde las reformas agrarias que tuvieron lugar tras la independencia de Rusia en 1991, los inversionistas tradicionales han favorecido la producción agrícola a gran escala.

Para llenar este vacío, las organizaciones que Oikocredit apoyamos en Ucrania, principalmente las cooperativas de crédito, han estado brindado préstamos a pequeñas empresas agrícolas. La reciente turbulencia política exacerbó la situación de estas pequeñas empresas y cooperativas de crédito. Esta situación requirió una respuesta adecuada de Oikocredit, como explica en esta entrevista Svitlana Zubrytska, gerente de país.

¿Cuáles fueron los efectos iniciales del conflicto sobre las cooperativas de crédito de Ucrania y sus clientes?

«El primer efecto fue el retiro masivo de ahorros por parte de los miembros de las cooperativas de crédito, por temor a una intensificación del conflicto y a una mayor devaluación de la moneda local. Además, vacilaron ante la posibilidad de colocar sus ahorros durante períodos más largos. Como consecuencia, las cooperativas de crédito no pudieron satisfacer la demanda de nuevos préstamos, en especial, los préstamos a largo plazo necesarios para los pequeños productores».

En un video reciente, dijiste que Oikocredit y sus organizaciones socias en este momento debían ser más cautelosas en lo que se refería a préstamos. ¿Qué desafíos enfrentaban?

«Durante este período nadie podía predecir qué podría ocurrir en el este de Ucrania y Crimea, y cómo reaccionaría la economía. Tanto prestamistas como prestatarios evitaron abordar proyectos de inversión debido a la rápida devaluación de la moneda y a la incertidumbre económica. Además, la hiperinflación de 2014 y 2015 afectó gravemente la capacidad de la población local para reembolsar los préstamos».

¿De qué manera Oikocredit y sus organizaciones socias brindaron apoyo a los clientes durante este período turbulento?

«Desde Oikocredit trabajamos en estrecho contacto con nuestras organizaciones socias, visitándolas y permaneciendo en contacto para ofrecerles apoyo. Permitimos el reembolso anticipado de los préstamos a aquellas organizaciones socias que querían pagar antes de que la moneda se devaluara aún más, y hemos revisado los calendarios de pago cuando las cooperativas de crédito tenían problemas de liquidez, permitiéndoles hacer pagos en una fecha posterior a la pactada originalmente».

¿Es la situación actual más propicia para hacer negocios?

«Políticamente, el conflicto armado en el este de Ucrania está delimitado a un área específica y desde mayo de 2016 la economía se ha estabilizado y ha tenido una modesta recuperación. Observamos signos positivos de recuperación en las organizaciones socias de Oikocredit. Cuatro de las cooperativas de crédito con las que trabajamos han solicitado nuevos préstamos pues ahora tienen más confianza en la capacidad de sus clientes para reembolsar sus préstamos. Es una señal positiva del renovado progreso en Ucrania».

Durante ese período difícil, también desarrollásteis otras asociaciones para beneficiar al sector agrícola.

«En 2015, nos asociamos con Megabank PJSC, un banco mediano que ofrece servicios financieros a pequeñas y medianas empresas (pymes). Megabank desea enfocarse más en financiar pymes del sector agrícola, a las que a menudo les resulta difícil tener acceso a préstamos. Brindar apoyo a las pymes es esencial, ya que impulsan a las economías locales y generan fuentes de trabajo.

Por esta razón también renovamos nuestra relación con Poltava Sad Lt, una finca agrícola mediana que cultiva cereales, especias y vegetales en la región central de Ucrania. Con más de 200 personas empleadas de tiempo completo y otras trabajadoras estacionales, la empresa es un importante actor económico local. Además, proporciona ingresos adicionales a las familias rurales a través del alquiler de parcelas a aproximadamente 1900 pobladores del lugar».

« Atrás